Mi amigo

Una historia sobre las relaciones tóxicas.

No sé por qué sigo en este mundo si no sirvo para nada. Todos están decepcionados de mí.

No tengo nada qué hacer aquí. Mi amigo dice que él me quiere. Siempre está conmigo, y aunque la mayoría de las personas no lo ve, yo lo quiero muchísimo.

Hay algo malo en él, en mi amigo. Todas las noches cambia. Ya no es la persona amable que quiero. Me pide que termine con todo esto para que esté con él. Que lo acompañe hasta la eternidad. Yo no quiero. Amo a mis padres, aunque ellos a mí no. No los quiero abandonar.

Cada noche se pone así, violento. Honestamente, ya no quiero ser su amigo. No sé qué hacer. Amenazó con matar a mis padres. Quiero que ellos estén bien, por eso está noche terminaré con todo esto para poder estar eternamente con mi amigo, y por siempre en el corazón de mis padres.

Escrito por Marcelino Hernández del 3 A de la Sec. Gral 12 Ilustraciones por Alejandro Negro en instagram como @solosoynegro

Crimen sin faltas de ortografía

be1b633cb233848dabe1a853adfefa01Una historia de Malú Huacuja del Toro
Ciudad de México, México, 1985.
Editorial Plaza y Valdés

Querido lector:

Esta obra presenta los asesinatos de Sepulcro Barragán (famoso escritor) e Isabel Nieto (doctora, amante del escritor), quienes murieron con una semana de diferencia, situación que para Alonso (un chico obsesionado con el tema) es un misterio por resolver.

La aventura comienza cuando Fabiola (la esposa de Alonso) le pide a este que vaya a casa del difunto escritor para darle el pésame a la viuda, y al llegar se encuentra que ella está desmallada y la doctora Isabel sin vida. Él se va de ahí cuando nota todo lo sucedido, al tiempo que la sirvienta se declara culpable. Ante la situación, Alonso reflexiona y encuentra que la empleada doméstica no pudo ser la asesina, por lo que realiza sus propias investigaciones, y encuentra como presuntas sospechosa a esposa y a varias de las amantes del fallecido escritor.

Para la resolución de los crímenes la policía no quiso ayudar a Alonso, ya que alguien los sobornó para no investigar. Así que él sigue por un largo tiempo con la búsqueda del asesino, hasta casi volverse loco.

¿Consiguió Alonso encontrar al culpable? Descúbrelo leyendo esta inquietante obra.

Escrito por Lilia González de la Sec. Gral. 12