Un pacto con el diablo

Un libro de Thierry Lenain

Publicado en 1996, en Francia.

Estimado lector:

Mientras Thierry Lenain redactaba la obra en su estudio, afuera, en Francia, recién se habían aprobado nuevas leyes. Leyes que decían que los “sin papeles” (inmigrantes) no podían tener las mismas libertades que los propios franceses. Pero, en cierto modo todos somos inmigrantes. Al leer un libro viajamos a territorios entonces desconocidos. Y ningún lector tiene a la mano su pasaporte o visado cuando comienza a leer un libro. Ninguno imagina el necesitar un documento para viajar hasta el lugar de las historias. Por lo que, inmigrantes, viajeros y lectores somos ciudadanos del mundo.

Esta cautivante historia inicia en una noche de tormenta a fuera y a dentro. Con un dolor de muelas. Al adentrarnos en la casa de Roxana, la típica adolescente que no soporta a su padrastro, nos encontramos con que huye de casa cuando él le suelta una gran bofetada sólo por comentarle que no es bueno encender la televisión mientras llueve.

Al escapar va directamente a la central de autobuses. Al Café de los viajeros, donde solicita hacer una llamada, pero el encargado le responde que sólo puede hacerla si ordena algo del menú. Roxana se decide entonces por una malteada de chocolate. Al llamar a su padre se da cuenta que está de vacaciones y que regresará hasta el sábado. Piensa en qué hará en toda la semana, pues apenas es lunes. Si algo tiene claro es que no puede regresar a casa de su madre, por lo que no tiene más remedio que beber su malteada, hasta que llega el supervisor del café y la echa del café junto a un chico llamado David, quien le había mencionado al encargado del mostrador que Roxana era su hermana para que dejara de molestarla.

Fuera del café Roxana cree que es buena idea esperar a su papá junto a David, un perfecto desconocido. Con él vive aventuras que la hacen reflexionar sobre el estilo de vida cruel que lleva el chico. Pero ¿cuáles fueron esas aventuras? ¿Qué pasa entre Roxana y David? ¿Qué es un pacto con el diablo? ¿El padre de la chica vuelve a tiempo?

Descúbrelo leyendo esta intrigante historia de romance y suspenso.

Estimado lector de MATERIAL SECUNDARIO, con esta historia recordé a las personas que sufren todos los días por salir de las adicciones. Más en aquellas que ya no son capaces de tener el control de sí mismos por haber sucumbido ante las tentaciones que creemos banales.

Este libro tiene cierta chispa. Nos muestra como la valentía, la determinación y la acción pueden representar la diferencia, pero, que debemos actuar a tiempo. A actuar por nosotros mismos, con nuestra determinación y no con falsos caminos o con atajos. Y que, aunque creamos que sea fácil, nunca será una opción hacer un pacto con el diablo.

Escrito por Lilia González del 3°A de la Sec. Gral. 12

Ilustración de autor desconocido. Imagen tomada de Internet.

Quién se robó mi corazón

Un poema sobre la belleza

Con una sonrisa que me des te prometo no será la última vez, pues esa sonrisa tan bonita a estar junto a ti me invita.

te prometo no será la última vez, pues esa sonrisa tan bonita a estar junto a ti me invita.

En tus ojos se ven los cielos. Por siempre hermosos y bellos. Y junto a tu pelo sedoso y suave, mejor combinación no se sabe.

Y con esa tan tranquila voz tuya, tú eres la mejor sin duda. Tan magnífico es todo de ti, que no quiero yo sin ti vivir.

Esa cara tuya tan hermosa que a cualquier ojo tan preciosa, te crean y ven como un rubí, por supuesto digno de ti.

A tu singular forma de caminar nadie por alto deja pasar. Si es que un deseo tuviera siempre estar junto a ti sería.

Yo te he dado estas palabras y te pido tu corazón me abras. Si es que quieres una razón, te diré: porque tuyo es mi corazón.

Escrito por Mario Corona de la Preparatoria 17

Ilustración de Henn Kim en Instagram @henn_kim

La rosa negra II

Porque todas las historias tienen mucho más que contar.

Es hermoso. No hay otras palabras que puedan describir lo que mis ojos están viendo. El bosque está lleno de nieve, los pinos tienen una ligera capa de hielo en sus ramas, el cielo es gris y no hay ruido en el exterior… todo está realmente tranquilo. Una extraña paz me invade, se siente bien, aunque es doloroso a la vez. El dolor no es producto de mis dedos amoratados por el frío, lo sé, hay algo que es diferente, no sé qué es, pero me siento extraña. Creo que es porque este mes no escribiré nada para la revista, es extraño no trabajar. En fin, creo que es hora de sacar algunos cobertores, no creo que pase la noche con solo una sabana.

Voy al único mueble en mi habitación, un gran armario de madera de caoba. Es viejo, sus puertas rechinan al abrirlas, la madera es frágil y podrida. En cualquier momento se vendrá abajo, pero los recuerdos de mi madre se encuentran atrapados en ese mueble. Su ropa y sus cosas siguen ahí… aunque ya han pasado 15 años desde su muerte. Sin pensarlo mucho alcanzo un cobertor de la repisa superior, algo cae a mi lado, es una caja… una pequeña caja de madera. Tiene algo de polvo encima de ella, parece que tiene algo tallado en la tapa… “EVY”. ¡Es la letra de mamá!, ella lo escribió en la tapa de la caja. ¿Qué habrá dentro?

Al abrirla me encuentro con un montón de papeles doblados en cuatro, entonces me siento en el piso y comienzo a leerlos uno por uno…

Querido Santa, esta navidad me gustaría pedirte la muñeca de la princesa del bosque. Gracias”. Evy, navidad del 99.

Santa, el año pasado no me trajiste nada… me puse muy triste, por favor este año tráeme a mi muñeca. Gracias”. Evy, navidad del 2000.

Santa, es en serio. Mis amigas se burlan de mi porque soy a la única a quien no le trajiste nada… este año tráemela, por favor”. Evy, navidad del 2001.

“¡Santa! ¡Por favor! Tráeme lo que sea, me gustaría que me trajeras, aunque sea una pelota. Nunca me has regalado nada… todavía quiero creer en ti”. Evy, navidad del 2002.

Después de esas cartas, hasta el fondo hay una que solo está arrugada. La tomo y comienzo a leer.

Querido Santa… Gracias por haberme traído a la muñeca. Pero quiero hacer un trato contigo… Yo te devuelvo a la muñeca si me regresas a mi mamá… la extraño mucho, por favor, devuélvemela…”

La curiosidad se apodera de mí y busco dentro del armario, no estaba equivocada, dentro estaba la muñeca que tanto desee. Bajo las escaleras y veo en la sala a mi padre. Hoy se quedó en casa… pues no se trabaja en navidad. Él estaba viendo una parte del suelo de la sala, parecía que estuviera viendo algo ahí… me le acerco y le muestro la muñeca. -Mira, la encontré. Es el regalo que me dio Santa… ¿lo recuerdas? -.

Él sube la mirada, pero como siempre nunca me ve a los ojos. Solo ve mi torso o mi cabello, desde que mamá falleció ya nunca me ve a la cara. Sus ojos se posan en la vieja muñeca, solamente para decir: -Ah… ¿te refieres a la estúpida muñeca con la que dejaste de llorar por una muerta?… Sí, me acuerdo de ella…-

Escrito por Aída Lunam, estudiante de preparatoria.

Ilustración de autor desconocido. Imagen tomada de Internet.

Mi amigo

Una historia sobre las relaciones tóxicas.

No sé por qué sigo en este mundo si no sirvo para nada. Todos están decepcionados de mí.

No tengo nada qué hacer aquí. Mi amigo dice que él me quiere. Siempre está conmigo, y aunque la mayoría de las personas no lo ve, yo lo quiero muchísimo.

Hay algo malo en él, en mi amigo. Todas las noches cambia. Ya no es la persona amable que quiero. Me pide que termine con todo esto para que esté con él. Que lo acompañe hasta la eternidad. Yo no quiero. Amo a mis padres, aunque ellos a mí no. No los quiero abandonar.

Cada noche se pone así, violento. Honestamente, ya no quiero ser su amigo. No sé qué hacer. Amenazó con matar a mis padres. Quiero que ellos estén bien, por eso está noche terminaré con todo esto para poder estar eternamente con mi amigo, y por siempre en el corazón de mis padres.

Escrito por Marcelino Hernández del 3 A de la Sec. Gral 12 Ilustraciones por Alejandro Negro en instagram como @solosoynegro

Crimen sin faltas de ortografía

be1b633cb233848dabe1a853adfefa01Una historia de Malú Huacuja del Toro
Ciudad de México, México, 1985.
Editorial Plaza y Valdés

Querido lector:

Esta obra presenta los asesinatos de Sepulcro Barragán (famoso escritor) e Isabel Nieto (doctora, amante del escritor), quienes murieron con una semana de diferencia, situación que para Alonso (un chico obsesionado con el tema) es un misterio por resolver.

La aventura comienza cuando Fabiola (la esposa de Alonso) le pide a este que vaya a casa del difunto escritor para darle el pésame a la viuda, y al llegar se encuentra que ella está desmallada y la doctora Isabel sin vida. Él se va de ahí cuando nota todo lo sucedido, al tiempo que la sirvienta se declara culpable. Ante la situación, Alonso reflexiona y encuentra que la empleada doméstica no pudo ser la asesina, por lo que realiza sus propias investigaciones, y encuentra como presuntas sospechosa a esposa y a varias de las amantes del fallecido escritor.

Para la resolución de los crímenes la policía no quiso ayudar a Alonso, ya que alguien los sobornó para no investigar. Así que él sigue por un largo tiempo con la búsqueda del asesino, hasta casi volverse loco.

¿Consiguió Alonso encontrar al culpable? Descúbrelo leyendo esta inquietante obra.

Escrito por Lilia González de la Sec. Gral. 12

Brujas Literarias

Un libro de Taisia Kitaiskaia y Katy Horan

Editorial Planeta, publicado en 2018.

Porque todas las artistas son magas, y las Brujas tienen una magia especial. Tanto las Brujas como las escritoras viven en mundos creativos, misteriosos y diferentes. No le temen a estar solas en los bosques de su imaginación ni a vivir en cabañas hechas por ellas mismas. No le temen a la oscuridad” (fragmento del prefacio del libro).

Este libro es una antología de brujas. Bueno, de escritoras con magia. Taisia y Katy reúnen en un aquelarre* a 30 mujeres que “conjuraron la magia de la literatura”. Reunidas todas para compartir sus más poderosos hechizos textuales, su sabiduría y sus conjuros líricos, esta recopilación nos permite adentrarnos en la mente de artistas de diversas épocas y de las diferentes regiones del mundo.

Por cada escritora se comparte un fragmento de su vida, una descripción de su obra, del contexto histórico en que vivieron y una lista de lecturas recomendadas para su disfrute, además de una ilustración alusiva a la bruja literaria.

Una recopilación de novelistas solitarias, escritoras revolucionarias, modernistas, feministas, pero sobre cualquier cosa de hechiceras de palabras.

Aquelarre: Junta o reunión nocturna de brujos y brujas.

María Sabina, quien no sabía leer ni escribir y vivía en la pobreza en las montañas del sur de México, es considerada como la más grande de las chamanas-poetas o sabias de la lengua mazateca”.

Brujas literarias es la colección perfecta para aquellos que disfrutan de literatura de ficción y misterio, y de historias contadas a través de la visión de grandes mujeres.

Escrito por Alejandro Negro, en instagram como @solosoynegro

Ilustración de Amigui Estudio, en instagram como @amiguiestudio

Mi madre

Esta Navidad sólo vine a decirle a mi madre que la quiero mucho, que a pesar del tiempo que ha pasado aún llora por mí. Aún recuerdo las tardes en que solíamos estar juntos. Las noches de frío que pasábamos abrazados y todos aquellos bellos momentos que pasé a su lado.

Cómo olvidar cuando cocinaba mi comida favorita. Cuando me contaba historias por las noches. Y, a pesar de los regaños yo la amaba intensamente.

Aún recuerdo mi último día con ella el año pasado en Navidad. Estábamos en casa con toda la familia reunida.

Mamá sólo quiero decirte que aún sigo abrazándote cuando hay frío. Te cuento lo que pasa en mi día. Quiero que recuerdes que te amaré y te cuidaré siempre y por siempre.

Con cariño, tu hijo.

Escrito por Marcelino Hernández del 3 ° A de la Sec. 12

Ilustración de Alejandro Negro, en instagram como @solosoynegro

La rosa negra

Vendas… gasas limpias…alcohol… algodón… cinta… entablillado… y, finalmente, el anillo de mi madre.Ahora tengo todo listo para trabajar. No puedo evitar sonreír al pensar en qué cosa voy a escribir hoy. Son las 2:00 pm y es hora de comenzar, así que voy ami escritorio con pluma en mano y me siento dispuesta a hacer mi mayor esfuerzo para sorprender a mis lectores con mis historias. Tomo una hoja en blanco y observo por la ventana hacia el bosque que siempre me inspira.  Hoy, el cielo es azul intenso con enormes nubes blancas que caracterizan al verano. La idea ha llegado, es hora de escribir:

“CONFÍA EN MI”

            – ¿Por qué lloras? – me acerco a una chica que solloza silenciosamente en una banca del parque. Ella se ve unos 10 años más joven que yo y al parecer está sola, no hay nadie a su lado.

            – ¡Eso a ti no te importa! – me contesta de forma explosiva y sigue llorando.

            – Tienes razón, eso a mí no me incumbe. Pero veo que estás sola y no me gusta ver a una persona llorar sin el apoyo de nadie-. Al decir estas palabras ella me mira con asombro. Observa al piso por unos instantes para luego responderme con dolor: – La razón por la que estoy llorando es porque falleció mi madre y ella siempre me traía a este parque, su recuerdo me da un sabor agridulce-.

            – Ya veo – le respondo con voz entrecortada. – Eres como yo. Cuando tenía tu edad también perdí a mi madre, y mucha gente en la que confiaba me dejó sola. Por eso me gustaría ayudarte -.

            – ¿Y cómo piensas hacer eso? – me dice incrédula. Le contesto de la manera más dulce que puedo. -Diciéndote las palabras que me hubiesen gustado escuchar a tu edad-. Veo en sus ojos un leve brillo de esperanza, así que prosigo. -Si me hubieran dicho a dónde iba, de seguro habría perdido mi camino. También sé que no somos el peso de nuestros recuerdos.Confía en las cosas que tienes miedo de decir, porque en ellas veo posibilidades que tú no puedes ver. Agradece la oscuridad que vives ahora,porque de ella apreciarás la luz que está a punto de llegar. Confía en que caíste para aterrizar al lado de mejores personas. Confía en que el mañana es más fuerte que el presente, porque tu mente es el único obstáculo en el camino.Y me gustaría que vieras como las cicatrices se convierten en belleza cuando aceptas que está bien no sentirse bien. Resiste porque a pesar de todo sigues viva y con un corazón latente. Confía en mi porque yo he estado donde tú estás ahora, y he sentido el dolor de perderse a sí misma. No sabes cuantas veces sentí que moría… pero aún sigo de pie y te ayudaré a estarlo también-.

            – ¡Wow! … gracias… de verdad… gracias-. La chica terminó llorando más, pero eso no importa, cuando le decía esas palabras pude ver esa esperanza crecer y eso es suficiente recompensa para mí.

            Firma, Evy.

            Terminé justo a tiempo, llega el cartero a la misma horade siempre y le entrego mi artículo. Este se publica en una revista y al parecer mis textos gustan mucho.

            Llegan las 10:00 pm, mi hora favorita del día. Puntual como siempre se escucha que la puerta se abre de golpe, los pasos inconsistentes de un hombre corpulento se acercan a mi habitación. Al abrir la puerta veo su cara, con la mirada llena de odio que desea dañar a otros. Tiene el garrote en su mano, y aunque nunca me ve a los ojos sé que es lo que sigue.Alzo la mirada, le sonrío y digo con tono alegre: – Bienvenido a casa, padre-.

Escrito por Aída Godínez de la Preparatoria 17

Hábitos desorientados

Como estudiantes podemos darnos cuenta de que entre compañeros varían las calificaciones:10, 9, 8, 7…  Y que algunos recuerdan mejor los temas vistos en clase, que otros.

Detrás de estos resultados académicos se encuentra hilos que los rigen y los mueven, ya sea hacia el éxito o hacia al fracaso. Hilos que levan como nombre: hábitos de estudio.

Las actividades y rutinas que realizamos de manera cotidiana son las que nos caracterizan como individuos y nos diferencian de los demás, además son las que se encargan en el presente de transformar nuestro futuro hacia una dirección positiva o negativa, por así decirlo.

Es por lo anterior, la importancia de detenernos un momento para reflexionar cuáles son los hábitos arraigados en nuestra persona, y de discernir entre los que nos orientan a alcanzar los objetivos deseados o los que nos dirigen a obstáculos que deterioran nuestro desarrollo.

Y tú… ¿Ya sabes hacia dónde te llevan tus hábitos?

CONSEJO EDITORIAL